Logo

De vida o Muerte. El Proceso de las crisis.

  • Autor: Juan Carlos Green
  • Fecha: 19 de Diciembre 2007


A veces las cosas se complican antes de ponerse mejor. Eso es una crisis.

¿Qué es una crisis?
Hay un momento en nuestra vida que sale de nosotros un grito: “Basta ya!!”, esto hace eco en el fondo de nosotros despertando a nuestra alma que había estado aletargada, adormecida de tanto esperar. Es una rebelión de nuestro ser más profundo que se niega a seguir sufriendo...Algo muy profundo nos impulsa a cambiar y a buscar la felicidad. Sientes que nadie puede hacerlo por tí, y que te toca a tí empezar. Esta Rebelión internaproduce mucha ansiedad, confusión, miedo...Que en un principio puede dar la sensación de que es mejor no hacer ningún cambio, pero a cada rechazo al cambio se intensifica la ansiedad, la confusión, llegando a desequilibrar todo nuestro cuerpo (el sueño, la digestión, la tensión, los mareos, el corazón, la relaciones sociales y familiares, la falta de energía...)

¿De Dónde surgen las crisis?
Nuestro cuerpo es inteligente. Las crisis surgen de una necesidad de supervivencia. Algo muy profundo nos dice, que de seguir viviendo la misma situación, el mismo sufrimiento...Podemos morir. Y tiene razón nuestro cuerpo. Estar en una situación que no satisface y produce sufrimiento, nos lleva a la muerte... y que peor muerte que el olvido y el sufrimiento constante. Es lo que mi abuela llamaba “Ser un muerto en vida”.

¿Cómo se manifiesta? Sus primeros síntomas. Proceso. Consecuencias.
Dentro del proceso de las crisis o de los grandes cambios, las cosas se ponen feas o se complican cuanto más rechazamos, negamos o no contribuimos a ese proceso de regeneración interior. Por ejemplo en:

  • -En los casos de mujeres maltratadas.
  • -En los casos de la homosexualidad oculta.
  • -Cuando se busca sentido a la vida...Etc.

En estos casos, El ser interior pide un cambio. Sabes que no es por puro capricho, sino que no te sientes realizada o realizado. Si te niegas el cambio, entonces se va empeorando las cosas...Empiezas a sentirte mal, pasas a la fase de sentirte extraña/o, sientes que ese no es tu sitio ¿Qué hago aquí? Es una pregunta frecuente. El siguiente paso sería obtener bajo rendimiento o malos resultados, sientes una fuerte presión en todo el cuerpo como si llevaras un saco de plomo...Surge la ansiedad y la angustia, y si no le haces casos a todos esos síntomas, pasas a la fase del caos...Sientes que todo lo malo te viene a ti ¿Por qué a mí? La respuesta está en que te estás negando a un cambio en tu vida, cuanto más trate de aplacar tu rebelión interior, más caos habrá en tu vida. Por eso te repito otra vez:
“Cuando no se colabora con el proceso de cambio o rechazas las necesidades de tu ser interior...las cosas se complican”. Como puedes deducir, en tus manos está el no complicarlo tanto, eso no quiere decir que te salvarás de la crisis, pero por los menos te da la sensación de que quien dirige y conduce tu vida eres tú. Te sientes responsable de lo que haces y dejas de hacer.

Nuestro cerebro es muy inteligente, él usa mecanismos de protección para defenderte del sufrimiento, uno de esos mecanismos es la ansiedad y la angustia (son solo síntomas o voz de alarmas) que reflejan tu gran lucha interior por ser feliz, por encontrar un camino de tranquilidad...Como espiritualmente no estamos hechos para sufrir, cuando vivimos situaciones que nos producen sufrimiento, algo de nuestro espíritu (de muy hondo) protesta, y entra en lucha con aquellos pensamientos, formas de vida...que está generando ese dolor y ese sufrimiento. Esa protesta y esa lucha de tu ser interior que quiere ser feliz y estar tranquila con la realidad que vives, es lo que llaman “crisis existencial”, es como si fuera de vida o muerte. Y es que en el fondo de esa lucha, eso es lo que ocurre, está en juego tu vida, tu salud, tu equilibrio psicológico, tu autoestima; si decides no hacer caso a los cambios y optas por seguir por el camino de la amargura, la insatisfacción...entras en la depresión, entras en un túnel muy oscuro que te lleva a la muerte (suicidio, graves enfermedades, accidentes, comportamientos de riesgos, droga, alcohol, locura...). Es como si quisieras anestesiar o esconderte del dolor de la crisis.

¿Cómo sabes que vas por buen camino o que lo estás haciendo bien?
A veces la angustia y la situación de caos que se vive en una crisis nos nubla la razón, nos produce tanta confusión que cuesta ver y valorar nuestros actos...no sabemos si lo estamos haciendo bien o mal. Por eso daré algunos puntos que indican que vamos por buen camino rumbo a la superación personal, aunque no comprendamos muy bien lo que pasa o porque pasa.

1-Sólo los que reconocen que están enfermos pueden sanarse o el loco no sabe que está loco. Son frases que dicen que en ti hay una gran lucidez que te permite ver lo que te pasa. Ver tu cansancio y tu insatisfacción, sientes que algo muy hondo dentro de tí protesta a favor de la felicidad. Esa lucidez  indica que no estás loca, que no te pondrás loca e indica un 50% del camino andado hacia la conquista de una mejor vida. Por eso, Felicidades por reconocer que algo pasa y que algo tiene que cambiar, Felicidades por tu lucidez!!! Vas por buen camino.

2-Muchas veces, en los casos de crisis o de dolor necesitamos un empujón desde fuera, algo o alguien que nos oriente y nos tranquilice en ese proceso. Es cuando se busca esa ayuda a través de la lectura, un sacerdote, un psicólogo. Sientes que tu intuición te lleva hacia ese algo o alguien. Yo estoy en esta parte del proceso porque estás prestando atención a mis palabras y quizás te ayuden. Pero lo interesante es que necesitas sinceridad contigo misma/o, se necesita humildad para aceptar y buscar esa ayuda. Felicidades!!! porque estás en esta parte del proceso, vas por buen camino.

3-No buscas culpables fuera. Sólo ves lo que estás viviendo y sintiendo. Por ejemplo, en el caso de una mujer maltratada por su pareja, una pregunta que ayuda a este proceso de forma positiva es ¿por qué elegí una pareja que me maltrata? Las reflexiones te llevarán a tu interior, a buscar las respuestas en ti (OJO, en este proceso no te maltrates tu también con la culpa, se trata de ver y ser consciente de tu interior). Esta actitud te lleva a responsabilizarte de ti y de tus sentimientos. Te quitas mucho peso de encima, te quitas la necesidad de hacer justicia, te quitas la necesidad de castigar a alguien...Y como consecuencia, tu cuerpo se hace más ligero, estás más tranquila, más tranquilo.

4-Si decides a hacer cambios en tu vida, notarás que poco a poco tu vida toma otro sentido...”Sonríes”, “Descansas”...Te puedes sentir vacía o vacío o con dudas, pero notas que lo vives con más confianza...Sientes que tu ser interior no te presiona tanto. Sabes que lo que vives es pasajero y que Dios te protege...Este camino produce vida, paz, tranquilidad. Cuando te superas, sientes Libertad y un gran amor hacia ti que te lleva a seguir conociéndote más. Sientes la vida en tu interior.

Por eso cuando vives una crisis es de “Vida o Muerte”.
¿Tu que eliges?