Me Alimento de ti Una Flor

La idea central de esta web es mostrar como la madre puede modificar, imprimir, cambiar, crear...el carácter y la personalidad de su futuro bebé, por medio de sus deseos, emociones, vivencias, pensamientos...durante el embarazo. Podemos decir que todo esto se convierte en el alimento diario de un feto, podemos decir que "Se Alimenta de Ti".

Testimonios de lectoras y madres

¡¡Hola Juan Carlos!!

Hace días que terminé de leer tú libro. Pero no había tenido la tranquilidad necesaria para sentarme a escribirte...

Lo que reflejas en él me parece súper-interesante. Tengo la sensación que es algo que en lo profundo sabemos que es así. Que no se trata de ninguna locura. Es lógico y hasta de sentido común. Es lo "sutil" que no precisa o yo al menos no necesito una constatación científica. Vamos, que yo lo creo. El PODER DEL PENSAMIENTO, de lo que creemos, de nuestros sueños... (Somos creadores, primero viene la idea y luego la posibilidad de materializarla.).

Te felicito por haberte dedicado a esta "tarea". Yo diría que es un material bastante útil y valioso. En mi caso particular, te diré que me ha llegado, y lo acepto. (Es como un cuadro, no hace falta ser crítico de arte, para ver si conectas o no con lo que expresa el artista...) ...Y no se porqué, pero tengo la impresión que has acertado de pleno con el tema, no creo que haya mucha literatura al respecto. No lo se Un saludo grande, enhorabuena. Eu


Hola Juan Carlos:

Recién termino de leer cada mensaje sobre el tema y la verdad impactante lo de esta madre que desde sus más hondos deseos le dio fuerzas a su hijo para que viviera, claro está con la ayuda profesional. Ciertamente esto hace que una como madre reflexione sobre todo lo que representamos en la vida de nuestros hijos... hasta lo que dices me tranquiliza interiormente ya que mi embarazo fue en la adolescencia y lo llevé con gran fuerza, todos creían que yo estaba loca, claro por mi edad, me propusieron quitármelo, dije firmemente NO, si Dios me lo envió, yo lo tendré, claro que no fue Dios sino el no haberme cuidado. No tuve apoyo de nadie y fue duro pero yo tenia una fuerza de voluntad que era envidiable para otras mujeres que tenían su familia formada, trabaje los nueve meses de embarazo iba y venia todo el tiempo, con lo poquito que podía juntar de dinero fui juntando las cosas básicas sin pedirle nada a nadie, hasta suveniles para el día del nacimiento le hice yo misma, nunca me arrepentí de tener a Pamela, aunque fue muy sacrificado. Hoy se que fue lo mejor y mas lindo que me paso es una niña muy segura será que como mi transmisión fue de brindarle seguridad, ¿esta ella la asumió? no se quizás, es inteligente y a pesar de que no tiene a su progenitor al lado es como si no le afectara no le da trascendencia es muy madura tiene 10 años y parece de una mentalidad mas adulta. Bueno quería compartir mi experiencia como madre porque creo que si hay muchas cosas que nosotras mismas podemos cambiar.

Quizás si yo me hubiera echado a llorar en el embarazo esto no seria así con mi hija.

SALUDOS, GABRIELA.

RESPUESTA:

Gracias Gabriela por compartir tu experiencia que a mi me enriquece. Cuanto cambiaría si cada mujer embarazada comprendiera este gran poder que tienen, tu sin darte cuenta le diste a tu hija fuerza, voluntad, determinación, seguridad, aceptación de la realidad, inteligencia, amor...ahora ves lo lindo que es un hijo así, ahora ves a tu hija con este conocimiento y la amas infinitamente y lo mas importante, sientes paz porque tu decisión de tener a tu hija fue correcta. Espero no equivocarme, pero con este conocimiento, quedar embarazada de nuevo (sea las circunstancias que sean) no te dará miedo. Un abrazo a ti, tu hija y a todas las mamás que han sido valientes de colaborar con Dios en su creación.


Véase También