Me Alimento de ti Una Flor

La idea central de esta web es mostrar como la madre puede modificar, imprimir, cambiar, crear...el carácter y la personalidad de su futuro bebé, por medio de sus deseos, emociones, vivencias, pensamientos...durante el embarazo. Podemos decir que todo esto se convierte en el alimento diario de un feto, podemos decir que "Se Alimenta de Ti".

Método De La Curiosidad

Con este método no hace falta que lo sepas todo, no hace falta que tengas estudios y no hace falta que estés leyendo libros que te aburren o escuchando música que no te gusta. Solo necesitas un poco de curiosidad por lo que ocurre a tu alrededor.

¿Qué puedes hacer para que tu hijo se beneficie de esa inteligencia?

  1. La actitud curiosa ante la vida: preguntar, imaginar, visualizar ¿y si fuera diferente? Cambia la realidad en tu mente, especula...sin dejar de ser práctica y realista.
  2. Actividad y ejercicios durante el embarazo. El ejercicio produce endorfinas (hormonas de la felicidad).
  3. Comunicación. Es bueno que esta etapa te mantengas comunicada con tu entorno, amigos, familiares...y si te sientes comprendida, mucho mejor. Las relaciones sociales es una columna vertebral a la inteligencia.
  4. La alimentación, factor importantísima. Recuerda que las emociones y sentimientos se transmiten por medios de fluidos químicos, y estos requieren unos nutrientes para que esa interconexión entre células sean óptimas. Importante son los minerales (se encuentran en las verduras y frutas), las proteínas (carnes, pescado, huevos...), las grasas (aceites) y los azúcares (los hidratos de carbono), es decir, comida sana y variada.
  5. Desconectar de vez en cuando de la rutina diaria, dedicar unos minutos al día para la meditación, escuchar música...un tiempo para ti. Después de todo, te lo mereces.

Como ves, la inteligencia es mucho más que poder absorber información, es la capacidad de imaginar, de analizar, de transformar, de especular, de ver más allá, de actuar de acorde con las circunstancias...de captar la realidad en su totalidad y saberla comunicar o actuar en base a ello. Conozco a muchas analfabetas que son muy inteligentes y sus hijos son genios. OJO con este caso, puedes desear que tu hijo sea curioso e inteligente y después, en la realidad que vivas con El, puedes caer en el error de no comprenderlo ni respetar su personalidad, lo puedes tratar como un niño muy preguntón, quizás porque te cuesta darle una respuesta  acorde a su edad, esto genera cierto conflicto. Pero el problema no lo veo en el niño que quiere saber, sino en ti como madre o padre que no sabes responderle, la actitud de tu hijo puede sacarte tu dificultad de no saber crear o imaginar respuestas para niños. No te sientas culpable y anticípate a sus preguntas. Sentirás que tu hijo será como tu maestro, no pasa nada.

temas relacionados con la inteligencia y el embarazo: