Me Alimento de ti Una Flor

La idea central de esta web es mostrar como la madre puede modificar, imprimir, cambiar, crear...el carácter y la personalidad de su futuro bebé, por medio de sus deseos, emociones, vivencias, pensamientos...durante el embarazo. Podemos decir que todo esto se convierte en el alimento diario de un feto, podemos decir que "Se Alimenta de Ti".

¿Cómo Influye Una Madre Depresiva en su Bebé?

“Aunque tenía razones para ser feliz, mi ilusión de ser madre se cumplía…no fue así. Me pasé gran parte del embarazo inactiva por temor a que un esfuerzo me llevara a abortar. Casi todas las tardes me encerraba en mi casa, cerraba las ventanas y ponía música triste, así pasaba horas. No quería que nadie tocara mi barriga. No me he sentido querida por mi mari do, de todas maneras, me siento mal ante las expresiones de afecto hacia mi, no me gusta los abrazos ni los besos….”

En las conversaciones con esta persona quedó claro su soledad arraigada y su experiencia que vivió en el embarazo: encierros con música triste, miedo a que le hicieran daño a su barriga, inactividad, falta de contacto con el entorno o muy pocos, fumar a escondidas muchos cigarros, su alimentación…afectaron gravemente la salud de su hijo. Nació con una enfermedad cerebral poco común que afecta a su movilidad y a su visión. Está claro que la madre no deseó un hijo así. Por eso es tan importante comprender como nuestros sentimientos, deseos y actitudes llegan a afectar a los hijos. Con esta historia quiero destacar el ¿cómo una madre depresiva influye en su futuro hijo? ¿Qué es la depresión? ¿Cómo una madre puede saber si está depresiva? ¿Qué hacer si sabe que está embarazada?

Hay que destacar que si el embarazo es deseado y existe un entorno armonioso, el mismo embarazo va a producir hormonas de la felicidad, es una manera que tiene el cuerpo de ayudar a la madre en su objetivo.

Si la madre está depresiva y es conciente de su problema, creo que puede quedarse embarazada. Para mi el problema no está aquí, sino en cómo llevará ese embarazo. La madre como traductora del mundo externo de su hijo, es más importante la visión que le va a transmitir a su hijo ¿cómo percibe su entorno? ¿lo ves amenazante? ¿?...si a esta preguntas no encuentras respuestas agradables o crees que la visión del mundo es demasiado amenazante, donde la felicidad casi no existe, entonces “NO PUEDES QUEDAR EMBARAZADA. Y si quedas embarazada, tendrás que saber que de alguna manera afectará a tu hijo como enfermedades físicas o psicológicas.

A pesar de todo queda la última opción: DESEAR, PENSAR, QUERER, IMAGINAR…puedes trasmitir a tu hijo que aunque percibas tu entorno no apto para ser feliz, puede existir otro lugar, otro ambiente, otras personas…empieza a pensar en ese lugar, busca libros, miras fotos de países ¿qué lugar te gusta más? ¿Qué le pides a tu lugar ideal? ¿Está dentro de la realidad?

Vamos a soñar, a desear, a imaginar. Dile a tu hijo que cuando crezca el estará en ese lugar y encontrará ese espacio vital para sentirse feliz. OJO: déjale claro que ni drogas, ni alcohol, ni sectas…como forma de evadir ese entorno que tu percibes como malo o amenazante. De todas maneras, aunque se perciba un entorno no apto para se feliz, siempre hay vecinos, familiares, amigos que nos permiten desarrollar esa necesidad de relaciones sociales. Si esto existe, tampoco hay problemas.

Como ves, tú como madre, tienes un poder: tus pensamientos y sentimientos y deseos pueden ser más fuertes que la propia experiencia o realidad de la vida. Puedes cambiarla, si así lo deseas y lo sientes, pero con mucha fe, confianza y mucha seguridad de que así será. Pensabas que con historias tan dramáticas te dejaría un sabor amargo en tu mente, pues no. El gran objetivo de estos escritos es hacerte conciente de que tienes poder sobre la vida, puedes cambiarla. ¿Pensabas que por ser depresiva, la vida te iba a negar el placer de ser madre? Siempre existe una salida, siempre existe una luz en el camino. Tú como mujer tienes la virtud, la dicha y el milagro de TRANSFORMAR LA VIDA. Es una dicha que compete exclusivamente a las madres. Con tus pensamientos puedes IMPRIMIR, TRANSFORMAR…la personalidad de tu hijo. Si cumples unas condiciones básicas, claro:


Otros Temas de Interés: