Me Alimento de ti Una Flor

La idea central de esta web es mostrar como la madre puede modificar, imprimir, cambiar, crear...el carácter y la personalidad de su futuro bebé, por medio de sus deseos, emociones, vivencias, pensamientos...durante el embarazo. Podemos decir que todo esto se convierte en el alimento diario de un feto, podemos decir que "Se Alimenta de Ti".

Antojos de una embarazada

-Mi amigo Pepín es un amante de la mar y en especial pescar. Pues bien, me recordó que posiblemente su afición tenga relación con un capricho de su madre mientras estaba embarazada de él. Me comentaba que su madre se antojó de *Viejas (pescado canario); su padre tuvo que ir a pescarla. Eso le hacía feliz. Aquí aparece un padre complaciente y en alguna manera, no hubo conflicto por esto durante el embarazo. Ahora Pepín es un chico sencillo y su mundo es el mar. Es una persona que nunca ha tenido grandes conflictos con sus padres, consigue lo que quiere y es muy trabajador: “La madre relacionó felicidad y placer con el pescado y el mar”.

-Una amiga me comentaba que tiene una mancha en el cuerpo en forma de fresa. Me preguntó si puede tener relación con un antojo de su madre. Me comentó que estando embarazada, su madre se antojó de fresas a las 3:00 AM y su pareja se negó a buscar o satisfacer ese capricho. La madre como creía fuertemente en “Un antojo no satisfecho es una mancha en la piel del niño”, esa creencia sumada a la frustración, ha marcado la piel y los deseos de mi amiga. La experiencia va más allá que un simple capricho.

Mi amiga es una chica que siente que no encuentra lo que quiere y muchas veces no sabe el por qué. Y me pregunta: ¿conviene creer en los antojos?

Los antojos no es más que un deseo, un capricho que encierra una pregunta ¿qué puede ser capaz de hacer mi pareja para demostrarme que me quiere? Por lo tanto, encierra una duda sobre el amor. La mujer embarazada usa un método muy sutil y manipulador para conseguir esa respuesta (esto funciona a nivel inconsciente). Si la embarazada consigue que su deseo se cumpla, en el fondo se siente realizada y a la vez amada; pero ¿qué ocurre cuando no se satisface ese capricho? Se pone en marcha muchos sentimientos de frustración que encierra una sensación de “NO ME QUIEREN”. Es lo que vive mi amiga. Claro está que estoy describiendo la parte extrema de los antojos y a las personas que le afectan en profundidad o creen en este tema. Por tanto creer fielmente que un antojo no satisfecho puede marcar la piel del niño, es real. Pero si tu como madre no te preocupas en lo más mínimo este tema y no crees que un antojo frustrado vaya a marcar a tu hijo, no sucederá. Aclaro: un Antojo bien interpretado puede indicar que tu cuerpo te está pidiendo cierto alimento porque lo necesitas para tu embarazo y el buen desarrollo de tu bebé, ojo a este dato. No estoy condenando estos deseos, sino que no se use para crear sentimientos que pueden influir en la personalidad de tu futuro bebé.

Si te das cuenta, en cada apartado que toco, apelo a la capacidad, al don o el poder que tiene la madre de transformar una realidad y marcar la personalidad de su hijo. Pues aprovecha tú, como madre, para imprimir valores elevados, prácticos y realizables. Aprovecha ahora que estás embarazada.


Otros Temas de Interés: