La Personalidad del Niño Piscis

Niño Piscis

Conocer al Niño Piscis

El niño Piscis. Se resume en Bondad, Dulzura, Ingenuidad, Sensibilidad, Emotividad, Imaginación, Servicial…

Bondad: es capaz de regalar sus juguetes a ese amiguito triste y pobre; es el niño que hará locuras para conquistar a un amigo o para verlo feliz.

Otros niños más maliciosos pueden hacer que le regalen sus cosas y en el fondo reírse de Piscis o considerarlo tonto. Su generosidad puede hacerlo algo masoquista, porque aunque vea y sienta que lo engañan o manipula, sigue con su dinámica. Aquí manifiesta su ingenuidad, no es capaz de ver la maldad.

Dulzura. No suele ser un niño que reaccione con perretas y gritos, si quiere algo de sus padres pondrá miradas entre dulce y triste. Se apega mucho a la familia o aquel familiar que le brinda ternura y protección.

Ingenuo. No tiene malicia y no sabe cuando otro niño se está aprovechando de su inocencia. Regañarle por esta actitud no soluciona nada en la personalidad del niño Piscis, su debilidad es la bondad y querer ayudar a todo los necesitados. En sus correcciones eviten pisotear sus fantasías o reírse de ellas. No destruyan su castillo en el aire. Es mejor llegar a su corazón con astucia... Así evitamos que se encierre en su mundo.

Sensibilidad. Su sensibilidad es tan profunda que muchas veces expresa y siente lo que hay en su entorno. Si tiene un amiguito nervioso y agresivo, es posible que Piscis también lo sea. Si tiene un amiguito tranquilo y alegre, eso mismo mostrará. Incluso los padres podrán notar que está imitando a su amiguito en su forma de hablar, en sus gestos. Por eso es bueno vigilar sus amistades desde pequeño, porque se deja llevar y es muy influenciable. Sus amigos serán muy importantes en su comportamiento. De sus padres o la familia espera que le mimen  mucho, que lloren con él en sus películas, conozcan a su amigo invisible, que rían con él en sus payasadas (Sabe reírse de sí mismo). El objetivo es que este niño encuentre refugio en unos padres cariñosos y fuertes.

Se Impresiona fácilmente, cuidado con las imágenes y películas de terror o donde se muestre crueldad. Se puede llenar de miedos con solo escuchar un cuento de nomos que secuestran niños. Al ser un niño muy imaginativo (crea muchas imágenes en su cabeza), esas imágenes de un nomo llevándose a los niños malos no lo dejaran descansar y estar en paz, y más cuando sienta que se ha portado mal.

La Voluntad. No tiene mucha energía ni voluntad para responder a las exigencias cansinas del día a día. Si es por piscis se pasará el día soñando, mirando el infinito, jugando o viendo la tele. Desde pequeño buscará mostrarse como víctima cuando no quiere hacer algo, si ve que le da resultados, se hará más fuerte en esta dinámica. Con su cara de angelitos que tiene puede manipular a unos padres cariñosos. Niño Piscis

¿Cómo puede ser el Niño Piscis en el colegio?

Es un niño muy inteligente pero muy sensible. Tener en cuenta que las críticas y las frustraciones, los gritos y las exigencias hace que el niño se meta en su mundo y no se entere de nada de lo que ocurre en el aula. Usar la violencia o el temor para conseguir objetivos escolares no es buena idea, incluso, eso hace que tenga lagunas de memorias. Los gritos hace que se desconecte de la realidad y cuando vuelve a ella, no se acuerda de nada o tiene vagas imágenes de lo ocurrido.

Tiene dificultades con el orden, tiende a ser desorganizado y despistado y no tiene fuerza de voluntad para hacer tareas y deberes escolares. No se adapta muy bien a la disciplina escolar. Si saca buenas notas o quieren regalar algo, lo ideal es unas vacaciones al lado de una playa.

El punto fuerte de piscis son las artes, pintura, danza, imágenes… Para ayudarle a estudiar habría que tener en cuenta este detalle. No es lo mismo que su nomo favorito le lleva a viajar por la historia contándole historias del pasado que lo haga un profesor hablando, mientras habla el profesor, piscis viaja con su mente sin enterarse de nada.

El símbolo de piscis son dos peces nadando en sentido contrario indicando las contradicciones de su alma y emociones. Desde pequeño veremos esas contradicciones. Son niños que necesitan mucha protección, confianza y comprensión de parte de sus padres. En sus momentos de crisis es bueno que pinte mucho y que juegue solo, es una forma de recuperar el equilibrio.

El niño Piscis necesita de mucho amor, si duda del amor familiar, generará una frustración que durará toda la vida, aunque no lo manifieste. Los problemas y las frustraciones las suele envolver en "No pasa nada" y acto seguido, se mete en su mundo. Piscis es muy esquivo, incluso para sí mismo. Puede estar viviendo una situación frustrante y no ser consciente de ella. Este es un extremo... El otro extremo es la excesiva sensibilidad y fragilidad que le lleva a molestarse por todo, llorar por todo o ser víctima de todo.

Para la salud le viene muy bien caminar descalzo (es posible que le moleste los zapatos en la casa), y si es en la playa, mucho mejor. Aprender a nadar desde bebé, sería una buena idea.

Hay padres que se preocupan a ver a su peque piscis que no habla mucho. Ver a piscis muy metido en su mundo es señal de que no se siente muy seguro en su entorno o que está creando muchas imágenes en su cabeza… También hay niños Piscis que son muy habladores y seguros en un entorno familiar, pero fuera o con gente que no conocen, se vuelven mudos, tímidos y algo miedosos… En este caso aconsejo a los padres a leerles cuentos y motivarlos para que comenten lo que le gusta o crear su propio cuento o cambiarlo. De alguna manera se trata de jugar con ellos, dramatizar el cuento, hacerles cosquillas y que cuente todo lo que hay en su cabecita… Y lo más importante, que ese niño o niña Piscis se sienta seguro, segura al lado de Papá y mamá.